Conchi: la Viuda Negra, el feminismo y la psiquiatría

Posible vuelta al psiquiátrico de la Viuda Negra de Alicante, autora del crimen del destornillador.

Denuncias por violencia contra la mujer.

En primer lugar, he aquí como la violencia de género no defiende a la victima real sea del sexo o condición sexual que sea, ni se convierte en mediático el suceso, se olvidará en el tintero de las páginas de internet y sus hemerotécas como lo hizo la madrasta dominicana autora confesa del pequeño Gabriel Cruz; las feministas sin depilar y con aires de machitos envalentonados vuelven la cara hacia otro lugar cuando es una mujer la agresora y con ello omiten el deber de socorro de la sociedad que las acoge, por lo que deberían de ser ya denunciadas; la Ley, a su vez, se torna en infame, hecha por y para corromper aún más la sociedad Española e internacional bajo el influjo de los poderes de facto, de ‘lobbies bastardos’ de género intercontinentales.

En segundo lugar la complicidad del Estado por la defensa de la industria farmacéutica, entre otras causas, bajo el poder corrupto de la #Psiquiatría (históricamente el timo más mortal conocido por el hombre), permite que esta criminal (probable se escude en enfermedades mentales inexistentes para evitar la prisión. Desequilibrio y de desconexión de la realidad, incapacitación para distinguir el bien y el mal, probablemente a causa de los efectos químicos de las drogas psiquiátricas ingeridas con anterioridad sean causas de un crimen que bajo otras circunstancias posiblemente no hubiese sucedido. ¿Quién sabe?

Me pregunto, al haber estado con anterioridad en psiquiátricos como voy leyendo en medios, ¿no será que ellos, esos espurios verdugos dictatoriales que con autoridad pretendida pero sin base real le hayan provocado mayor perturbación cerebral? Pienso que pueden ser complices de la muerte de un inocente y la criminalidad por incitación médica de un probable experimento con humanos. Mi duda es demasiado razonable y tal vez no sea nisiquiera una duda, sino una afirmación categórica.

La infame psiquiatría se basa en métodos empíricos y en un Manual de Diagnosticos y Estadísticas con 374 trastornos diseñados a medida de los intereses del dinero y que matemáticamente, sin prisas pero sin pausas, en los laboratorios se sigue aumentando dicho vademécum medieval del horror en pleno S. XXI, como si fuese un tratado de demonología o una Biblia Satánica. 
Jamás en la historia de la humanidad la psiquiatría ha dejado de ser un método lucrativo de las enfermedades, creándolas según suposiciones, y que junto a las estadísticas 0 de curas dicha pseudociencia desequilibra con la connivencia de la farmacología sintética y experimental el equilibrio químico del organismo de los pacientes. Frente a las diagnosis el remedio son las drogas de diseño legítimamente establecidas por las autoridades “incompetentes” de los pseudomédicos (pseudocientíficos) y violadores de los derechos humanos en cuanto toman decisiones de suministrar drogas a pacientes sin el consentimiento de estos. Sus cómplices quienes no hacen nada por evitar estos atropellos.
Estos testigos expertos (los psiquiatras) en ‘trastornos mentales’ (término muy impreciso e inadecuada su actual definición) dentro del sistema de justicia han llegado a ser aceptados gradualmente en todos los paises del mundo y conviertiéndose en ‘influencers’ en sus respectivos circulos de poder, poderes como tantos otros que existen (corruptos, depravados, inexpertos en asuntos de legalidad y humanidad, de conciencia, de honradez; usureros; un poder que destruye a niños, jóvenes, familias, hombres y mujeres sin importarles la edad sean o no ancianos. Un poder que se resguarda con mucha cobardía y demasiada arrogancia en el corporativismo médico y en la defensa farmacéutica: una industria que a su vez se escuda en la ilustre imperfección constante a lo largo de la historia desde Mesopotamia – 4000 años a.C.- de los diagnósticos basados en prejuicios médicos. Recuerden que una suposición o una presunción es la base principal de todos los errores y un prejuicio es su sinónimo.

Habría que tratar de desmontar el negocio billonario de las farmacéuticas y la psiquiatría quienes pueden ser responsables y cooperadores necesarios tras un cambio de actitud de Conchi a causa de las medicaciones y sus efectos secundarios demostrable científicamente entorno a la agresividad y la violencia desmedida, así como su pasividad extrema.

Lean lo que dice la hija de la Viuda Negra de Alicante. Carta de la hija biológica de Conchi

Juanjo Sánchez
30 de agosto, 2018

 

Bibliografía consultada: Textos de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos – CCDH. El Español y Telecinco