BIENVENIDA

wellcome-juanjo

Bienvenida, bienvenido, siempre he creído que no se debe de escribir como se hable y sí hablar como se escriba, razón por la cual, en una vigorosa simbiosis, creo que se deben de cultivar las letras y la literatura con un solo fin: la ilustración.

La cosecha que al saber le aporta el conocimiento es el legado que la sabiduría misma esa que, parafraseando a Heine, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo toma la sabia resolución de volverse loca; loca con grandes dosis de deseos, de conseguir el dominio de la artes y la sapiencia de los eruditos conocedores de los secretos ocultos en nuestra memoria celular, hacen que la engañosa superficie que se disimula sobre insondables abismos, sobre amenazas, infiernos y tinieblas disipen el hambre, la sed, el frío y la oscuridad que atenaza la inestabilidad emocional frente a espacios infecundos y momentos de cataclismos personales y profesionales.
Es por ello que no me detengo y persevero en las largas distancias entre oleajes devastadores y mares adentro donde me sumerjo infinidad de veces, entre sus turbulentas aguas esas que cicatrizan heridas y forjan heroicidades; es por ello que los ojos de mi curiosidad horadan la noche cual centinela en la eterna y profunda búsqueda del porqué de mi existencia, del porqué de las misiones más complejas, difíciles y casi imposibles de llevar a cabo con éxito en un mundo masificado, ruidoso y violento. Es por todo ello y mucho más, es por ustedes, que en honor a la ilustración y al esfuerzo descarado y sin descanso del movimiento intelectual que defiende la razón, la cultura y la educación como base del progreso social y humano de nuestra especie, como base de la defensa del menos fuerte, de la Mujer, de la Infancia, de la senectud, al movimiento intelectual desarrollado desde el Siglo XVIII en Europa y América deseo aportar los pequeños granitos de arena que esté a mi alcance.

He de agradecer a aquella gran amante que tuve durante mi estancia en Barcelona y que me impulsó a llegar hasta aquí, a este espacio atemporal pero mundano, donde las luces y las sombras, las letras y la cultura danzan alrededor del fuego eterno de la llama de la vida.
Reconocer, cómo no, al Infinito por el incalculable valor de las personas que me han rodeado y me rodean. Por esas no hayan sido bienhalladas, hayan sido desligadas de mi camino o aquellas gemelas afines y compañeras inseparables en un camino eterno. Cada cual con sus duendes y sus destellos aportaron en su momento el valor necesario para crecer, cada cual con sus miedos e intranquilidades proyectaron esa energía inconmensurable necesaria para que la ilusión por vivir se mantenga erguida como Divisa de mi Honor, proyectando con la imaginación, ese poderoso arma de creación, nuevos éxitos y triunfos.
Revelar mi gran fortuna, por quienes plantaron en mí la semilla de la curiosidad, la del esfuerzo, la de la perseverante demencia por el amor, por la locura de seguir caminando entre rosales dulces y coloridos bajo otoños invernales y veranos primaverales. Agradecer las infinitas caídas sobre romas piedras y cortantes aristas que hacen del camino un sendero nada sencillo, un mar embravecido y criminal donde el aprendizaje estrecha entre sus metafóricos brazos cada experiencia, cada malestar, cada promesa en medio de los peligros, cada lágrima y cada alegría, cada éxito y cada decepción, cada beso y cada desprecio, cada momento solidario y cada instante de humillación, cada tentación, crueldad y liberación.

Es por ello, por todo ello, mi agradecimiento y bienvenida a cada quien desee unirse a este espacio de sana demencia; a este lugar donde solo existe una filosofía: el respeto, la razón de ser de todo esto. Es la hegemonía de un espacio donde el sol debe de iluminar las sombras más recónditas del ser humano y descubrir la belleza que las almas esconden por timidez, por miedos o por, simplemente, traumas. Es mi necesidad imperiosa la de saber que todos los usuarios registrados, lectores, seguidores y amigos sintonizan con un mundo más cuerdo en su locura y con la alegría de haber nacido, sin poner precio al cielo, al sol, a la luna, a las almas o a los cuerpos que lo cohabitan entre sus ilimitados “yoes” del autoconocimiento.

Una vez dentro del espacio destinado al registro de usuarios. Iré desvelando grandes sorpresas, eventos privados, encuentros culturales y literarios exclusivos en los que la magia de nuestro universo cultural tendrá lugar.

Sean bienvenidos junto a mi compañía y la de mi equipo de seres humanos con alma de guerreros y guerreras, un equipo compuesto por almas liberadas de máscaras que pueden estar luchando contra sus propias tinieblas pero que, sin velos, sin eclipses, con libertad de pensamiento en su máxima expresión, sin libertinaje formamos un mundo de extravagantes amantes de la cultura y la literatura nada grotescos pero si singulares.

Es mi deseo, y así lo manifiesto, que se sientan en un lugar idéntico, probablemente, a cualquier otro existente pero del que nunca deseen marcharse, un lugar que se grabe en la piel del alma, en el olfato de la emoción, en el sabor de la cultura como testimonio de las almas liberadas de máscaras, velos y estigmas que solo aportan sufrimientos y placeres vedados por la incongruencia del poder puritano y sus mentes angostas llenas de culpabilidad.

Es este un lugar alegre, humano, emotivo, frío y cálido según como se desee observar, donde existen normas ineludibles: la tolerancia, el respeto, la cortesía y la buena educación, pilares fundamentales que soportan el peso de toda una corte de valores imprescindibles como, entre otros, la nobleza, la integridad, la dignidad, la humildad, la responsabilidad, la sinceridad, la solidaridad, el civismo, la consideración y la empatía, la justicia, la lealtad, la escucha y la atención, el aprecio, el reconocimiento, la amistad, la compasión, la hermandad y el amor, todos ellos dirigidos a la reputación de sentirse Caballeros y Damas de Honor.

coffeewithjuanjosanchez-blogspot-com-es

 

 

 

 

Entre la conquista del espacio submarino
y la del océano celeste, hay una tierra, en el medio,
donde las virtudes descansan
y desde donde se deben de buscar las soluciones
a las grandes preguntas de la humanidad.

Juanjo Sánchez
6 de noviembre, 2016

san-marco-lounch-bar 13342877_738574659617714_64090099541645027_n logo-y-willy 8288e3_23ac9ef4dc4743efb4e24aee362a7dd0 celebrations-globals aepsal-castellano banners1
logo-biblio-ok bibliotecas-comunidad-madrid 120621_logotipo_solingesa_con_cejas_pgb 8288e3_63cd90816d1445218fcbe1a6ce106969-mv2